lunes, 17 de diciembre de 2018

Es mejor saber cuánta grasa tenemos que pesarnos


La mayoría de los especialistas utilizan el Índice de Masa Corporal (IMC) como un instrumento sencillo útil para determinar si alguien se encuentra excedido de peso o es obeso.

Medir la concentración de grasa en el organismo es una forma mucho más adecuada de determinar si uno se encuentra en buen estado de salud que averiguar solamente cuánto pesa, indicaron médicos especialistas.

Aún las personas que presentan valores normales en el Índice de Masa Corporal, que se calcula a partir de la altura y el peso, pueden tener demasiada grasa en el cuerpo como para considerarlas saludables, añadieron.

¿Cómo se calcula el IMC?


El IMC se calcula dividiendo el peso por la altura. Un valor superior a 25 es considerado sobrepeso y uno superior a 30 es un signo de obesidad. Heymsfield y sus colegas evaluaron la información de 1.600 personas de todo el mundo y compararon sus IMC con su concentración de grasa.

En un artículo en el número de septiembre de la Gaceta de Nutrición Clínica de Estados Unidos, el médico indicó que al menos un cuarto de estas personas no fue clasificado correctamente. En general, presentaban un IMC normal con un exceso de grasa en el organismo o se consideró que estaban excedidas de peso, pero con una proporción de grasa saludable.

El IMC toma en cuenta las diferencias entre hombres y mujeres y las distintas contexturas. Pero no hace distinciones entre personas delgadas, pero poco saludables o atletas que tienen una musculatura muy desarrollada.

Heymsfield señaló que medir cuánta grasa hay en el organismo brinda un panorama más ajustado a la realidad e invalida la creencia de quienes dicen tener huesos grandes o mucho músculo y por ende piensan que no necesitan bajar de peso.