domingo, 10 de marzo de 2019

Productos lácteos y cáncer de próstata


En una breve comunicación publicada en el British Journal of Cancer del mes de Diciembre del 2006, investigadores de la División de Medicina Preventiva de la Universidad de Harvard se proponen comprobar si es sostenible la hipótesis que relaciona un aporte elevado de productos lácteos o de suplementos de calcio en la dieta con un incremento del riesgo de padecer un cáncer de próstata.

Esta hipótesis se basa en el hecho de que en experiencias in vitro los niveles elevados de calcio suprimen la actividad de la forma más activa de la vitamina D3, la cual inhibe la proliferación de las indiferenciadas células del cáncer de próstata y promueve su diferenciación.

Los autores han diseñado un estudio prospectivo de 10.011 hombres, reclutados entre ex-alumnos de la Universidad de Harvard (The Harvard Alumni Health Study) que han sido seguidos desde el año 1988, mediante cuestionarios en los que se incluye una información detallada sobre su dieta, en la que los participantes debían indicar el consumo diario de siete diferentes productos lácteos: leche total, leche descremada, crema, helados, yogur, quesos y mantequilla, utilizando respuestas que variaban desde "casi nunca" a "seis o más veces al día".

Aporte del calcio en los productos lácteos


El aporte de calcio fue evaluado para cada participante en miligramos/día, basado en la frecuencia del consumo de cada producto lácteo y el contenido en calcio especificado para cada producto.

Además fue valorado el aporte en forma de suplementos de calcio. Los resultados fueron los siguientes: Entre los 10.011 participantes la edad media en la línea de salida del estudio fue de 67 años. Durante el seguimiento desde el año 1988 se desarrollaron 815 casos de cáncer de próstata, de los cuales 99 fueron devolución fatal. No se observó una relación significativa entre los aportes más elevados de productos lácteos y el riesgo de cáncer de próstata.

Cuando se examinó la relación entre cada producto lácteo y el riesgo de cáncer de próstata tampoco se observó una asociación significativa. La conclusión de los autores es que los resultados de su estudio NO avalan la hipótesis, biológicamente plausible, de que el aporte elevado de productos lácteos en la dieta incrementa el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Los autores estiman que era importante clarificar esta posible asociación ya que el aporte de calcio puede ser beneficioso en otras enfermedades como, por ejemplo, en la osteoporosis.