sábado, 6 de julio de 2019

¿Cómo aliviar el síndrome premenstrual?


El cohosh negro, magnesio, aceite de primavera de la tarde y progesterona natural, son algunos de los muchos productos que se pueden adquirir sin receta médica para aliviar el síndrome premenstrual.

Casi todas las mujeres experimentan el síndrome premenstrual (SPM) en algún momento de sus años reproductivos. El 30 por ciento de las mujeres han experimentado síntomas debilitantes del SPM en algún momento de sus vidas. Más información disponible en: https://www.pazmental.mx

Síntomas del síndrome premenstrual


Los síntomas del SPM son variados, desde síntomas psicológicos como irritabilidad, depresión, hipersensibilidad, cambios de humor y ansiedad, hasta síntomas físicos que incluyen retención de líquidos, sensibilidad de los senos, aumento de peso y migrañas.

Algunos científicos estiman que aproximadamente el 85 por ciento de las mujeres con SPM sufren de los que se está conociendo como dominancia estrógena.

Este término fue popularizado por el doctor John R. Lee para describir los síntomas que son provocados por un exceso de estrógeno, una deficiencia de progesterona, o ambos.

Según Lee, autor del libro Lo que su médico no le dice acerca de la menopausia (1997), la dominancia estrógena puede ser causada por anticonceptivos orales, terapia de reemplazo de estrógeno, y toxinas ambientales con actividad estrogénica.

Otros factores que causan niveles aumentados de estrógeno incluyen:

  1. Consumo de alcohol
  2. Falta de ejercicio
  3. Inadecuado consumo de fibra dietética
  4. Alto consumo de grasas alimenticias.


Puesto que se puede adquirir la progesterona natural sin receta médica, ésta es una maravillosa opción para muchas mujeres. Está a la venta como una crema de aplicación tópica, y se absorbe fácilmente al aplicarse sobre la piel.

Con el complemento de la progesterona natural, que simula el ciclo de producción de progesterona en la mujer, se ayuda a restablecer el equilibrio hormonal y puede reducir o incluso eliminar los síntomas del SPM.

Los complementos nutricionales que han resultado ser útiles en el manejo de los síntomas del SPM incluyen el magnesio, la piridoxina y la vitamina E.

Los medicamentos con estrógenos tomados por vía oral agotan el magnesio en las mujeres. Así, las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen un mayor riesgo de sufrir esta deficiencia de magnesio.

Además, muchas mujeres toman calcio para prevenir la osteoporosis. Si no se toma magnesio también, esto puede crear una mayor deficiencia relativa en el importante equilibrio entre el calcio y magnesio.

Deficiencia de magnesio


Una deficiencia de magnesio puede provocar cólicos y nerviosismo, que son las quejas comunes de las mujeres con SPM.

Los fitoestrógenos, que se encuentran en los alimentos y compuestos herbales, también pueden reducir los síntomas del SPM. La soya contiene niveles altos de fitoestrógenos conocidos como isoflavones de soya, y existen muchos productos disponibles que contienen estos concentrados. El consumo diario recomendado de soflavones de soya es de 25 mg, o dos a cuatro porciones de alimentos de soya al día.

El ácido gamma-linolénico (AGL) es un miembro de la familia omega-6 de los ácidos grasos. Varios estudios han reportado que el complemento con AGL da por resultado una reducción significativa de lo severo de los síntomas del SPM, como la sensibilidad de los senos. Las mejores fuentes de AGL son el aceite de primavera de la tarde (APT) y el aceite de borraja. Una dosis típica de APT es de 500 a mil mg. dos veces al día.

El cohosh negro es una hierba con actividad de tipo estrógeno que puede ayudar a manejar los síntomas del SPM. Los beneficios terapéuticos también han sido reportados para los desórdenes menopáusicos y la dismenorrea.

El cohosh negro no debe ser consumido por mujeres embarazadas o lactantes, ni por las que padecen de alta presión sanguínea, sin supervisión médica. La dosis recomendada es de 20 mg. dos veces al día.